,

¿Cuáles son las diferencias entre un toldo extensible y una pérgola?

Esta es una de las preguntas que se suelen realizar muchas personas a la hora de querer instalar un elemento de protección contra el sol y la lluvia en sus jardines, porches, ventanas, balcones u/o áticos.

Cada elemento tiene sus ventajas e inconvenientes y deberemos de estudiar cada caso por separado y la necesidad de cada uno para poder decantarnos por uno u otro elemento a la hora de su instalación.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de los toldos extensibles?

Un toldo extensible tiene la particularidad de no necesitar una estructura fija para su instalación. Podemos instalarlo desde la pared a través de los brazos que permiten sustentar todo el mecanismo.

Esto nos da la ventaja de que no quedará nada fuera y a la hora de recogerlo ocupará menos espacio, aunque a la hora de extenderlo saldrá unos 3 metros de forma aproximada según cada modelo.

De la misma forma deberemos de tener cuidado con los fuertes vientos. Ya que si no se instala correctamente y se tiene en cuenta la velocidad del viento en cada lugar, nuestro toldo podría sufrir las consecuencias. De modo que deberemos de estudiar cada caso y pensar el tipo de toldo que se instalará, aunque podemos encontrar en el mercado toldos especializados que puedan soportar grandes ráfagas de viento.

 

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de las pérgolas?

Las pérgolas nos permiten utilizar grandes medidas en su estructura que pueden aguantar de forma correcta fuertes vientos y de la misma forma, también podrán proteger una buena superficie en cualquier lugar, ideal para instalarlos en patios o jardines, aunque no debe de ser así de forma obligatoria.

Por lo contrario, las pérgolas llevan una estructura de forma fija que no siempre puede gustar según la decoración de nuestro hogar.

Tanto los toldos extensibles como las pérgolas, son buenos sistemas de protección contra el sol, el viento y la lluvia. Deberemos de estudiar cada caso y aplicarlo según nuestras necesidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *