,

Consejos para usar y proteger tu toldo en otoño

Con la llegada del mes de Setiembre finaliza el verano y llega el otoño. El tiempo cambia y la rutina vuelve a formar parte de nuestras vidas.

Es una época que hace sol, llueve y además comienzan las temperaturas a bajar, preparándonos así para la entrada en un invierno cada vez más cercano.

Los toldos son elementos en nuestro hogar o nuestro negocio, que se suelen utilizar durante todo el año aunque en menor proporción en comparación al verano.

La temporada otoñal es ideal para pensar en su instalación o renovación, nos permite elegir de forma más racional (debido a unas temperaturas más bajas) nuestro tipo de toldo preferido, su color, tamaño, material, tejidos…

Existen toldos que pueden incorporar materiales muy resistentes al agua, pudiendo así, resguardarnos también en épocas más lluviosas.

Es recomendable tener en cuenta su mantenimiento y seguir unas recomendaciones para su uso. Es muy habitual olvidarse del mantenimiento y conservación de nuestro toldo en otras estaciones del año que no sean las más calurosas o seguir utilizándolo como en los meses de verano.

Se recomienda no tener los toldos extendidos durante todo el día o varios días, ya que ante tormentas muy fuertes podrían deteriorarse algunos materiales como la tela, los herrajes, brazos…

Se recomienda eliminar el agua del toldo después de la lluvia y secar en la medida de lo posible los herrajes y todos los elementos mecánicos para evitar su oxidación o su deterioro.

Además, es recomendable limpiarlo a menudo para evitar que el polvo, el barro y la suciedad puedan deteriorarlo y recortar su vida útil.

Teniendo en cuenta estos sencillos consejos, sin duda, tendremos nuestro toldo en buen estado muchos más años y alargaremos su vida útil.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *