,

Consejos para mantener tu toldo limpio y protegido de la suciedad

Una vez tenemos instalado y montado nuestro toldo debemos cuidarlo y conservarlo correctamente para que nos dure muchos años.

Los agentes externos como la lluvia, el sol, los excrementos de pájaros, el polvo o la suciedad provocada por otras personas de pisos superiores al nuestro, pueden deteriorar y hacer que nuestro toldo no luzca correctamente. Es algo inevitable, ya que nuestro toldo queda totalmente al aire libre.
A continuación te daremos algunos consejos para que mantengas tu toldo limpio y cuidado como el primer día.

Los excrementos de aves son muy habituales. Para poder limpiarlos deberemos asegurarnos de que el excremento está seco o es reciente. Si es reciente, debemos limpiarlo cuanto antes con la ayuda de un paño húmedo, ya que si lo dejamos mucho tiempo, nuestro toldo podría sufrir una decoloración debido a que la suciedad i toxicidad del excremento, penetrará en la lona de nuestro toldo.
Por lo contrario, si el excremento de pájaro está seco, debemos frotar la zona con la ayuda de un cepillo de mano, agua y jabón, para finalmente, aclarar con abundante agua.

Actuaremos de la misma forma si nuestro toldo está sucio de barro o de polvo.

Para eliminar restos de chicles que haya podido lanzar otra persona necesitaremos frotar fuertemente con un cepillo, agua y jabón para que el jabón penetre en la goma del chicle para finalmente retirarlo con la ayuda de una espátula.

Otro caso muy habitual son las manchas en nuestro toldo provocadas por humedad, hongos o incluso musgo debido a las lluvias o tormentas.

Es recomendable que tengamos instalado un cofre que pueda salvaguardar nuestro toldo cuando no está desplegado. Por otra parte, una vez haya pasado la lluvia, conviene abrir nuestro toldo y dejarlo al sol para que seque correctamente antes de volver a guardarlo. De esta forma evitaremos problemas y deterioros debido a la humedad.

Finalmente, si nuestro toldo se encuentra muy desgastado, descolorido y con manchas, siempre podremos repararlo o sustituirlo por otro nuevo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *